• La Música Andina

    Mucho antes de que el Perú fuera colonizado por el virreynato español, gran parte de su territorio peruano conformó el Imperio Incaico, llamandose Tawantinsuyo y uniendo culturas preincaicas como: Chavin, Paracas, Moche, Chimú, Nasca y entre otras. Como ya mencionamos, la cultura Nazca fue la que mas aporto a su conocimiento musical, empleando la llamada escala cromática en sus rusticas antaras de ceramio.

    Gracias a recientes descubrimientos arqueologicos de instrumentos musicales, se sabe que en el Peru la música se remonta al menos a unos 10.000 años de antigüedad. 

    Luego de la colonia española, y el virreynato del Perú, el mestizaje cultural de más de 300 años creo una amplia cantidad de mezcla cultural musical y folcklorica. Instrumentos típicos usados desde la época de los Incas son la quena y la zampoña; con influencia africana el cajón afroperuano e indiscutiblemente española con la tradicional guitarra. El charango por su parte fue una variante mas andina del sector del altiplano ocupado por Perú y Bolivia, asi como el acoplamiento de la mandolina, el violín y el saxo en el folcklore andino peruano.

    Existen miles de danzas de origen prehispánico y mestizo. El huayno y el pasacalle son famosos por conservar los ritmos tradicionales de la sierra andina del centro, norte y sur.

    A lo largo de los Andes peruanos, en cada pueblo, existe una gran variedad de cantos y bailes . En la época de los Incas, se usaba la palabra "taki" para referirse simultáneamente tanto al canto como al baile, pues ambas actividades no estaban separadas una de la otra. Al llegar los españoles se producen varios procesos de mestizaje musical, desapareciendo algunos takis y transformándose en otros. La música andina actual es sobretodo mestiza, pues no existe pueblo andino que no haya sido tocado por dicho proceso. Incluso, la mayoría de instrumentos de uso en el área andina es mestizo. En Arequipa y los Andes del Sur se ha difundido grandemente el yaraví, un estilo melancólico de canto, que es uno de los tipos más difundidos de canto. La canción de origen andino más conocida es "El cóndor pasa", una canción tradicional recopilada por compositor peruano Daniel Alomía Robles, quien la incluyó en una zarzuela homónima, y que fue popularizada en los Estados Unidos por el dúo Simon & Garfunkel.

    La composición original consiste en un himno al sol, lento, seguido de una kashwa y una fuga de Huayno. El huaylas es un alegre ritmo de los Andes centrales, y es otro tipo muy difundido de canto y danza.

    En Ancash (sierra norte) se cultivan los ritmos del huayno, la chuscada, el pasacalle y la cashua gracias al aporte de músicos prolíficos como Víctor Cordero Gonzales quien a pesar de haber fallecido en 1949 aún alumbra el camino de los músicos ancashinos de este nuevo siglo. El huayno es el género de música andina más popular, aunque su origen no se puede rastrear hasta la época incaica, por lo que parece ser una creación netamente mestiza. Se cultiva en distintas variantes en toda la serranía peruana.

    Mediante el contacto con Occidente se ha incorporado gran cantidad de instrumentos, los mismos que han sido creativamente adaptados a las necesidades ritmicas y tonales de cada region del pais. Las muestras mas evidentes son las numerosas transformaciones que han operado en el arpa, el violín y la guitarra en la sierra peruana.

    En la actualidad continuan la asimilacion de nuevos instrumentos -como sintetizadores, guitarras eléctricas, baterias y armonicas- y la creación de nuevos generos, como la chicha o cumbia peruana, que permiten a la musica peruana abrirse a nuevas influencias, para extenderse, nacional e internacionalmente, mas alla del terreno reservado a lo vernacular. 

     

  • El Cóndor pasa.

    El Huayno

    Es considerado el baile andino por excelencia. Sus origenes precolombinos fueron matizados desde un inicio por la asimilacion de influencias occidentales, por lo que presenta multiples variantes regionales. Su estructura musical surge de una base pentatonica de ritmo binario, característica estructural que ha permitido a este genero convertirse en la base de una serie de ritmos híbridos, desde la chicha hasta el rock andino.

     El baile se realiza en parejas que van desarrollando giros y movimientos a partir de pequeños saltos y zapateos que marcan el ritmo. Los instrumentos que intervienen en la ejecucion del huayno son la quena, el charango, el arpa y el violín. En algunas variantes del huayno intervienen bandas típicas, que añaden instrumentos como las trompetas, el saxofon y el acordeon. Por otro lado, aunque son géneros muy diferentes, en la sensibilidad popular el huayno esta mas vinculado a la marinera de lo que aparenta, como lo recuerda este estribillo de marinera serrana: "no hay marinera sin huayno, ni huayno sin marinera, cholita pollera verde, para tí va la tercera".

    El Sikuri

    El ritmo un tanto marcial de la danza de los sikuris, tiene sus orígenes en la region del Altiplano. Se baila en grupos numerosos formando comparsas que se organizan en grandes circulos en torno a los músicos que tocan zampoñas de diferentes tamaños. 

    La composicion coreografica denota la complementariedad y armonia que debe regir en toda integración humana, pues un grupo de ejecutantes solo puede emitir la mitad de las notas requeridas, siendo indispensable la participacion de otro grupo para completar la melodia.

    El Huaylash

    Es un ritmo y danza de fiesta y alegria vinculado con los periodos de cosecha en la sierra central. Su energia y vivacidad se manifiesta en los saltos y demostraciones de agilidad de los danzantes varones, frente al fino zapateo de sus parejas.

    En su ejecucion coreográfica el grupo de danzantes va desarrollando, por parejas, muestras de habilidad en una alegre competencia. En su instrumentación intervienen orquestas o bandas típicas compuestas por arpas, violines, saxofones, clarinetes, trompetas y bombos.

     

     

    El Carnaval

    Es una danza que, con variaciones regionales, se baila en todo el Peru, especialmente en las zonas rurales de Puno, Cajamarca y la Amazonia. La ejecución de este baile se realiza en comparsas que salen por las calles acompañadas de sus propios músicos. Las letras de las canciones, con una rima usualmente puntual, son en muchos casos picaras, satiricas y muy alegres. Guitarras, acordeones, mandolinas, tambores andinos (tinyas y tamboriles) y charangos son los instrumentos mas empleados para su ejecución.

    El Santiago

    La música de este género proviene de las costumbres vinculadas al pastoreo. Se toca en las ceremonias andinas de la marcación del ganado y los rituales de fertilidad de los rebaños. En esas ocasiones, una serie de canciones propiciatorias de ritmo sencillo y de fina sensibilidad es interpretada especialmente por jóvenes mujeres. Los instrumentos empleados con mayor frecuencia son las tinyas y los wakrapuko o trompetas de cuerno de res.

    El harawi o Yaravi

    Llamado tambien yaravi, es un género musical cuyas melodias transmiten sentimientos de tristeza y añoranza. Esta considerado dentro de las variantes musicales mas antiguas del repertorio peruano y su procedencia se entronca con la manifestación poética del mismo nombre desarrollada en el periodo incaico. Su música aletargada es acompasada con frecuentes silencios que le añaden dramatismo a la ejecución. Generalmente este género no se baila, salvo que este incorporado dentro de un huayno o una marinera, como suele ocurrir en algunas de sus variantes mestizas. Entre los instrumentos que se usan para su ejecución estan el charango, la mandolina y la quena. La canción el Condor Pasa es un claro ejemplo de ello.

    Danzantes de tijera


    Desde el punto de vista del hombre occidental, la danza de las tijeras es basicamente una impresionante manifestación de arte y destreza fisica, pero para el hombre andino o mestizo que habita en las comunidades de la sierra constituye ante todo un complejo ritual. Una serie de misterios rodean a los danzaq (ejecutantes del ritual) quienes, en un despliegue de fuerza y elasticidad, ponen a prueba su destreza mediante saltos gimnásticos al ritmo del arpa y el violín. 

    Segun los sacerdotes de la Colonia su halo mágico obedece a un supuesto pacto con el diablo, debido a las sorprendentes pistas o pruebas que ejecutan en la danza. Estas pruebas denominadas atipanakuy consisten en meterse espadas por el esófago, atravesarse el rostro con alambres, comer insectos, sapos y culebras, entre otros actos propios de faquirismo andino. El instrumento central de la danza son las tijeras, elaboradas de dos placas independientes de metal de aproximadamente 25 cm de largo y que juntas tienen la forma de un par de tijeras de punta roma. Los lugares de mayor difusión de esta danza son Ayacucho, Apurímac, Arequipa, la sierra de Ica, Huancavelica y Lima.